Firmas iniciales al Llamado ¡Alto a la guerra contra el pueblo!

Firmas iniciales al Llamado urgente: ¡Alto a la guerra contra el pueblo!:
  • John Saxe Fernández, FCPyS-UNAM
  • Massimo Modonesi, FCPyS-UNAM
  • Ma. Esther Navarro Lara, FCPyS-UNAM
  • Victor Batta F., FCPyS-UNAM
  • Rosa Ma. Larroa, FCPyS-UNAM
  • Gerardo Minto Rivera, IIEc-UNAM 
  • Ernesto Bravo, IIEc-UNAM 
  • Enrique González Ruíz, FE-UNAM
  • Guillermo León Cerpa, UPCh-Tabasco
  • José Castillo L., Sindical Incluyente–STUNAM
  • Luis Hernández Navarro, periodista
  • Lic. Fidel Cortez Soriano. Abogado Postulante, la Mixteca, Oaxaca
  • Lic. Areli López Quiroz. Abogada Postulante, la Mixteca, Oaxaca
  • Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM)
  • Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata (UPREZ)
  • Unión Popular de Vendedores Ambulantes “28 de Octubre” (UPVA-28 de Octubre)
  • Organización Comunista Revolucionaria, México (OCR,M)
  • Movimiento Popular Revolucionario (MPR)
  • Nueve maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación–Consejo Central de Lucha de Trabajadores de la Educación del Valle de México (Prof. Arturo Núñez Acosta) (CNTE-CCLTEVM)
  • Nueve maestros de la Sección-22 CNTE-Oaxaca
  • 15 maestros disidentes de Puebla
  • 50 maestros disidentes de Veracruz
  • 12 habitantes de la Mixteca, Oaxaca 
Favor de enviar firmas al correo: mpr.df_f1@yahoo.com.mx

Descarga el Llamado para firmas:

Descarga texto del Llamado con firmas iniciales:

Checa el grupo en Facebook: 

Checa el evento en Facebook:

El texto del Llamado:

Un llamado urgente: ¡Alto a la guerra contra el pueblo!

Es completamente intolerable: más de 100 mil asesinatos, 25 mil desapariciones, 4 mil feminicidios. Año tras año se documentan múltiples casos del actuar criminal de fuerzas del propio gobierno que asesinan, secuestran y torturan a gente inocente, escudándose en un supuesto combate al narcotráfico librado bajo  la tutela de numerosos agentes de Estados Unidos, el mismo pretexto utilizado en el vecino país para criminalizar, encarcelar y controlar a los jóvenes y pobres, sobre todo negros y latinos.

Crece y se extiende el crimen organizado mientras las autoridades y muchos medios tratan de minimizar y encubrir el terror que vive el pueblo. Cuando los asesinatos, violaciones, extorsiones y secuestros orillan a la gente a armarse como pueda en policías comunitarias, es la gente y no los criminales que es hostigada, desarmada y hasta encarcelada, que muchos han señalado como otra evidencia del alto grado de complicidad de los tres niveles de gobierno con determinadas bandas delictivas. 

Se extienden por todo el país los crímenes de odio en contra de las mujeres y la gente de orientación sexual diversa (LGBT); mujeres y niños son secuestrados impunemente para convertirse en esclavos sexuales, se caza a los migrantes, extorsionándolos, esclavizándolos y asesinándolos; las grandes empresas y las autoridades echan mano del ejército, policías y asesinos a sueldo para reprimir a los pueblos originarios que defienden el medio ambiente y sus recursos naturales; reprimen, secuestran y asesinan a los luchadores sociales y a los periodistas comprometidos; entre tantos ultrajes más.   
   
¡BASTA YA! El pueblo consciente y organizado puede y debe luchar por otro futuro muy distinto y liberador. Llamamos a una primera SEMANA NACIONAL DE RESISTENCIA, con una diversidad de foros, manifestaciones, expresiones culturales y otras actividades por parte de una amplia gama de individuos, colectivos, organizaciones y comunidades bajo la consigna ¡ALTO A LA GUERRA CONTRA EL PUEBLO! Éntrale tú. El futuro depende  de lo que hagamos hoy cada uno de nosotros.

Semana Nacional de Resistencia ¡Alto a la Guerra Contra el Pueblo!
21-27 de Octubre de 2013.
Sigue...

Qué es un aborto y por qué la mujer debe tener ese derecho

La vida no se puede y no se debe preservar siempre

Por A.S.K.

Obrero Revolucionario #1266 rwor.org

Reproducimos el siguiente artículo con motivo del 28 de septiembre, el Día Latinoamericano por el Derecho al Aborto

En frente de una clínica de planificación familiar: un tipo "pro-vida" trata de impedir que las mujeres que entran se hagan un aborto; camina de arriba para abajo con un letrero que dice: "El feto es vida" - como si eso bastara para resolver la cuestión del aborto.

¿Es cierto que el feto es una forma de vida? Claro que sí. Lo forman células vivas, está creciendo y procesando energía, tiene la capacidad de madurarse y reproducirse, tiene un sistema genético y demás.

¿Matará el aborto esa forma de vida? Sí, cómo no.

Bueno, ¿entonces el aborto, no es matar a otro ser humano? No, claro que no.

Un feto todavía no es un ser humano. Es más bien como una semilla o un germen de ser humano. Está vivo, pero también están vivas todas las otras células del cuerpo de la mujer. Todavía no tiene vida propia. Todavía no es una vida separada de la vida de la mujer en cuyo útero está.

El hecho de que algo tenga las características de la "vida" no implica que hay que preservarlo. Esto es obvio. Pensemos en eso por un momento: los seres humanos matamos seres vivos todo el tiempo por un bien mayor. Lo hacemos cada vez que comemos: todas las frutas, verduras y carnes vienen de plantas y animales que han muerto para alimentarnos. Lo hacemos cada vez que cortamos un árbol para hacer leña, cada vez que tomamos antibióticos para matar los microbios que nos enferman, cada vez que matamos a otro ser humano en defensa personal o para impedir que le cause sufrimientos y muerte a otros seres humanos.

Mejor dicho, matamos unos seres vivos para preservar y enriquecer otras vidas.¿Y la vida de la mujer ?

La vida de la mujer obligada a continuar un embarazo indeseado está en peligro. Puede tener que hacerse un legrado clandestino, que la puede matar. Y si tiene un hijo que no quería, su vida quedará debilitada y degradada. Perderá orgullo y respeto por sí misma porque la sociedad le ha dicho que no vale nada: ¡a un montón de células que ni siquiera son un ser humano todavía le dan más respeto y más valor que a ella! Como no le permiten controlar su propio cuerpo, su propia reproducción, como no le permiten decidir si quiere ser madre ni cuándo, no tiene más libertad que una esclava.

Si una mujer quiere interrumpir un embarazo (por la razón que sea), debe tener la libertad de hacerlo sin complicaciones. Esto es por un bien mayor: por la salud y bienestar general de esa mujer, cuya vida debemos valorar más que la de un feto en formación. Y por el bien de la humanidad. Al fin y al cabo, ¿no le conviene a toda la humanidad que las mujeres no sean esclavas?

Los grupos "pro-derecho a la vida" no están de acuerdo, en absoluto. Han mostrado con toda claridad que para ellos la vida del feto es más importante y tiene más valor que la vida de la mujer en cuyo útero está. Desde un punto de vista social, la gente que quiere arrebatarle a la mujer el derecho al aborto no es más que una bola de perros rabiosos.

Pero desde un punto de vista científico, son unos tontos ignorantes o unos mentirosos calculadores.


Un feto no es un bebé: Es parte del cuerpo de la mujer

¿Han visto las fotos que muestran? Son ampliaciones de fetos casi a punto de nacer (pero en Estados Unidos más del 90% de los abortos se hacen en los tres primeros meses de embarazo). Muestran esas fotos para hacer creer que todos los fetos abortados son como bebitos preciosos que dan ganas de cargar. ¡Pero no lo son! ¡Para nada!

¿Y han notado cómo esos fetos flotan solos, como si no estuvieran dentro de una mujer? ¿Dónde está la mujer? Hasta en la mayoría de los textos escolares los fetos se ven dentro del útero, ¡pero no dentro de una mujer! ¿Se les olvidó que ahí hay una mujer?

La Operación Rescate aprovecha el hecho de que a mucha gente la mantienen en la ignorancia y no sabe cómo funciona su cuerpo: qué pasa dentro del cuerpo, el desarrollo de un embarazo, etc. Veamos cómo se desarrolla un feto.

La verdad es que el embarazo es un proceso que toma tiempo. Y no es un suceso misterioso guiado por fuerzas externas. Es parte de los procesos normales del cuerpo de la mujer. No del hombre, que no tiene nada que ver con el embarazo, fuera de poner el semen. No de la iglesia ni del gobierno ni de ninguna otra persona. Ocurre en el cuerpo de la mujer.

El óvulo pasa a ser un feto y crece nueve meses solo porque la fisiología de la mujer (el funcionamiento de su cuerpo) hace que ocurran esos cambios.

Repasemos lo que pasa en el primer trimestre de embarazo (de 1 a 13 semanas desde la última menstruación):

Todo comienza con un óvulo (célula de reproducción de la mujer) y un espermatozoide (célula de reproducción del hombre). Los dos están vivos.

Durante más o menos 30 años de la vida de una mujer, los ovarios sueltan uno o más óvulos vivos cada mes. ¡Eso es una gran cantidad de óvulos a lo largo de la vida! ¡Cada vez que un hombre eyacula suelta de 200 a 400 MILLONES DE ESPERMATOZOIDES VIVOS! La mayoría se muere. Es curioso, ¿verdad?, que aunque los óvulos y los espermatozoides también son "vida", ¡los pro-derecho a la vida no se han puesto a "salvarlos"!

Si uno solo de esos espermatozoides entra por la vagina al útero, sube por uno de los tubos de Falopio (los tubos situados a los lados de los ovarios que recogen el óvulo que estos sueltan) y se tropieza con un óvulo maduro, puede fertilizarlo. Eso quiere decir que se juntan. El resultado se llama óvulo fertilizado.

El óvulo fertilizado baja por el tubo. Comienza como una célula pero rápidamente se divide en dos, en cuatro y así sucesivamente. Cuando el óvulo llega al útero (un músculo en forma de pera, hueco en el interior), todavía es mucho más pequeño que el punto al final de esta oración.

Si ese óvulo se pega a las paredes del útero, el embarazo continúa. Si no se pega, será expulsado con la próxima menstruación. Cuando eso pasa —una forma de aborto espontáneo— la mujer no se alcanza a dar cuenta de que estaba embarazada.

Cuando el óvulo se implanta en el útero, comienzan una serie de cambios hormonales que hacen que la mujer no tenga la próxima menstruación. Los análisis para ver si una mujer está embarazada miden el nivel de esas hormonas en la sangre o en la orina.

Al óvulo implantado ahora se le llama embrión. Sus células comienzan a cambiar de posición y él comienza a cambiar de forma. Las células están comenzando a "diferenciarse". Eso quiere decir que están empezando a tener diferentes funciones y a formar diferentes tejidos, que más tarde serán las partes del cuerpo. Por ejemplo, unas células serán de la piel, otras de los ojos, otras del corazón.

A las tres semanas de embarazo, el embrión apenas mide 2 mm (2 milímetros) de largo, o sea, como el tamaño de la letra "o".

La placenta se forma por una combinación de tejidos del útero de la mujer y tejidos del embrión. Es una masa de tejido con muchas venitas, que conecta el embrión al sistema circulatorio de la mujer. Durante todo el embarazo el feto permanece conectado a la placenta por el cordón umbilical.

La placenta demuestra que el feto es parte del cuerpo de la mujer durante todo el embarazo. El embrión no puede alimentarse, eliminar sus desperdicios ni respirar por su cuenta. Recibe oxígeno y alimentos (y a veces cosas perjudiciales) de la sangre de la mujer a través de la placenta y el cordón umbilical. De la misma forma elimina sus desperdicios: la sangre de la mujer se lleva el dióxido de carbono y la urea.

Del mismo modo que una sola célula viva no puede sobrevivir independientemente de un cuerpo, el embrión no puede sobrevivir independientemente del cuerpo de una mujer porque en realidad es parte de ella.

A las cuatro semanas, el embrión comienza a parecerse a un renacuajo. ¡Inclusive tiene agallas de pescado y cola! Los embriones de muchas especies de animales pasan por esa etapa; esto nos recuerda que todos evolucionamos de los mismos animales. El embrión ahora mide 5 mm, menos que esto: ooo.

Al tercer mes el embrión, ahora llamado feto, comienza a tomar forma "humana": le salen brazos, piernas, dedos y órganos sexuales. Está pasando por una etapa de cambios rápidos, pero sus órganos internos, músculos, esqueleto y sistema nervioso todavía están sin desarrollar. Ahora mide 25 mm, más o menos como esto: oooooooooooooo.

ABORTO EN EL PRIMER TRIMESTRE:
(1 a 13 semanas desde la última menstruación)

Más del 90% de los abortos que se practican en Estados Unidos se hacen en los tres primeros meses.

Es el mejor momento para hacerlo. Es más fácil, tiene menos complicaciones y es más barato. Se puede hacer en una clínica, sin tener que hospitalizarse; se puede hacer sin anestesia general.

Para hacer un aborto en los primeros tres meses, se mete un tubo flexible del tamaño de un popote por la vagina al útero. El tubo está conectado a una botella que tiene un mecanismo de succión y aspira las paredes del útero. Lo que sale parece sangre; el embrión o feto es muy pequeño para verse. El aborto por lo general no duele mucho. Es como un cólico fuerte. Se demora de 5 a 15 minutos. Después, uno descansa un rato y puede irse.

No hay duda de que si una mujer está embarazada y no quiere ese embarazo, debe hacer todo lo posible por ir a una clínica a abortar en los primeros tres meses desde la última menstruación. Cuanto antes mejor.(1)

SEGUNDO TRIMESTRE:
(14 a 24 semanas desde la última menstruación)

En este tiempo el feto crece mucho. Más o menos al quinto mes la mujer lo siente moverse y patear, aunque solo mide unos 20 cm (8 pulgadas). Puede chuparse el dedo, porque ese es un reflejo programado por los genes para facilitar la alimentación cuando nazca. Sus órganos internos, huesos y músculos siguen desarrollándose. En el sexto mes crece mucho y mide unos 30 cm (más o menos un pie).

Pero es importante darse cuenta de que todavía no está "completo" y que tiene que desarrollarse mucho. Inclusive al final del segundo trimestre no puede sobrevivir fuera del útero sin medidas especiales.El cerebro todavía está a medio formar; los pulmones no están listos para respirar aire. Todavía es parte del cuerpo de la mujer y depende completamente de él.

Manifestación contra el patriarcado y la pornografía
y a favor del aborto en EU
En el segundo trimestre todavía se puede abortar. Pero es difícil encontrar un médico y un hospital que lo haga. Como el útero está más suave y el feto es más grande, hay más chances de complicaciones, como una perforación del útero o infecciones. Estos abortos de segundo trimestre necesitan buena atención médica.

Hay varias formas de hacerlos. A veces un médico o médica pone una inyección de solución salina en el útero; eso mata al feto y hace que comiencen los dolores de parto. Es como un parto y la mujer "da a luz" el feto. A veces, después de poner la inyección, dejan a la mujer sola o con una enfermera a "dar a luz". Esto es cruel, difícil para todos y completamente innecesario. Hay otros métodos.

El mejor método para un aborto de segundo trimestre es una combinación de dilatación, raspado y evacuación (llamado D & E). La entrada del útero se abre (se dilata), se mete una cucharilla de metal, se raspa el útero y luego se aspira. Este método es mucho mejor: tiene menos complicaciones y es menos doloroso para la mujer y el personal médico que los abortos "inducidos" (que hacen que la mujer pase por los dolores del parto hasta "dar a luz"). Este método se puede usar de las 12 a las 24 semanas desde la última menstruación.

Dado que el aborto es más fácil (a nivel físico y emocional), menos complicado y más barato en los primeros tres meses de embarazo, ¿por qué hacerse un aborto después?La respuesta es que a veces las pruebas de embarazo fallan, o una mujer estaba tomando la píldora o tenía un IUD y no se da cuenta ahí mismo que está embarazada. A veces tiene que luchar contra las presiones del hombre o de su familia que se oponen al aborto por retrógrados. A veces tiene que luchar contra su propia ignorancia, miedo y falta de información antes de tomar una decisión. Pero la principal causa de la demora es falta de dinero¬ y eso es criminal. Muchos estados han decretado períodos de espera antes de un aborto, y la falta de clínicas en zonas rurales obliga a muchas mujeres a hacerse un aborto en el segundo trimestre.

La gran mayoría de las mujeres que se hacen un aborto tardío son jóvenes, pobres y de las nacionalidades oprimidas. Este es otro ejemplo que muestra que la mujer negra o latina sufre una doble opresión. Y si el gobierno obliga con nuevas leyes a las menores de edad a presentar el permiso de los padres, la cruel consecuencia será más demoras y más abortos tardíos.

Aunque se debe recomendar que un aborto se haga en el primer trimestre y facilitarlo, es importante defender el derecho de la mujer a interrumpir un embarazo en cualquier momento y darle las facilidades para hacerlo con el método menos doloroso y menos arriesgado.

TERCER TRIMESTRE:
(25 semanas o más desde la última menstruación)

En el tercer trimestre casi nunca se hacen abortos; solo se hacen en emergencias, cuando hay que salvar la vida de la mujer. En esos casos, hay que operar: cortar el útero y sacar el feto y la placenta.

En los últimos tres meses el feto todavía tiene que desarrollarse mucho. Crece mucho. Pero en el séptimo mes todavía tiene muy poco chance de sobrevivir si nace prematuro porque los órganos internos no están completamente desarrollados. En esos casos, hay que ponerlo en una incubadora para que se acabe de desarrollar.

Los órganos se terminan de desarrollar en el octavo y noveno mes. Para entonces los pulmones pueden empezar a funcionar. Hasta que los pulmones no estén completamente formados el feto no puede respirar fuera del útero.

Durante este tiempo también se forman células del cerebro y se desarrollan conductos nerviosos en el cerebro. En los seres humanos el cerebro sigue desarrollándose hasta seis meses después de nacer.Pero al fin del noveno mes el feto está lo suficientemente desarrollado para sobrevivir independientemente y el cuerpo de la mujer tiene que expulsarlo antes de que crezca demasiado para pasar por entre los huesos de la pelvis. El cuerpo empieza las contracciones del parto, que poco a poco expulsan el feto hasta que sale.

Tan pronto como se corta el cordón umbilical, el recién nacido deja de recibir oxígeno de la mujer y respira por su cuenta por primera vez. Es su primer acto como ser humano independiente. Ahora sí es un "bebé". Por primera vez es un ser vivo completamente separado y un ser social separado. A partir de ese momento realmente es un ser humano separado y debe ser tratado como tal.

A.S.K., la autora de "¡La vida no se puede, no se debe, preservar siempre!", es una colaboradora del Obrero Revolucionario con experiencia en la lucha por la experimentación científica, así como en la lucha revolucionaria.

*****

¿Qué es la vida?

1 Los seres humanos y todo lo que existe en la Tierra (ya sean seres vivos u objetos inanimados) estamos hechos de "polvo de estrellas".

2 Los seres vivos están formados por una o más células. Todas las formas de vida de la Tierra descienden de los primeros organismos de una célula que vivieron en el planeta.

3 Todos los seres vivos tienen en común:

  • la capacidad de crecer y de procesar energía
  • la capacidad de reproducirse
  • y la capacidad de producir cambios, incorporarlos y pasar algunos de ellos a las siguientes generaciones.

4 Los seres humanos tenemos mucho en común con todas las otras formas de vida del planeta. Lo que nos hace "diferentes" no son las cosas que prueban que somos "seres vivos". ¡Hay montones de "vida" por todas partes!

Lo que nos hace diferentes, o "especiales", es que en nosotros ha evolucionado más que en otras especies la capacidad de cambiar las condiciones de vida por medios sociales: por medio de la vida y la lucha común junto con otros seres humanos durante toda nuestra vida. Esto —ser parte de la sociedad humana, más que el simple hecho de ser seres vivos— es la esencia de los seres humanos.



*****

¿Qué es el aborto?

Ya no es necesario que la fertilización ocurra dentro del cuerpo de la mujer. Con una operación se pueden sacar óvulos de los ovarios de una mujer y mezclarlos con espermatozoides de un hombre en el laboratorio; en un dos por tres un óvulo queda fecundado. Pero hasta ahora no existe la tecnología para "incubar" el óvulo fertilizado en el laboratorio los nueve meses de su desarrollo. Es más, hay que inyectar muy rápido el óvulo fecundado en el útero para que crezca.

¿Qué nos dice esto? Nos dice que todos los cambios que ocurrirán en los próximos nueve meses no son solo procesos del feto sino procesos del cuerpo de la mujer. El óvulo, el embrión y el feto están formados por células vivas, pero no tienen una existencia independiente, y su crecimiento y desarrollo es inseparable de las células vivas que forman el útero de la mujer, su sistema hormonal, su sistema de transporte de alimento y oxígeno, etc.

Un aborto mata unas células vivas que son parte del cuerpo de la mujer: células vivas que pasan por muchos cambios, que tienen el potencial de ser, más adelante, un ser humano, pero que todavía no lo son.

NOTAS

1 Nota de la redacción: La píldora RU-486 es otro método de aborto. Hace que el embrión se "despegue" del útero y comience la menstruación. Solo se puede usar al comienzo del embarazo. Los grupos opuestos al aborto atacan este método regando información falsa y diciendo que es peligroso.

La derecha también está atacando una píldora anticonceptiva de emergencia llamada "Plan B", que se toma hasta tres días después de tener relaciones sexuales. Esta píldora no produce un aborto; básicamente es una dosis alta de anticonceptivos que previene el embarazo porque a) impide la fertilización del óvulo, b) retrasa la ovulación o c) impide que el óvulo fertilizado se implante en el útero, dependiendo de cuándo se tome en el ciclo menstrual y después de las relaciones sexuales. La derecha ha impedido la venta de esta píldora sin receta médica (lo que demora conseguirla) y ha creado una red de hospitales y farmacias que se niegan a dársela a mujeres violadas, aunque deben hacerlo por ley.

Sigue...

Si la mujer no es libre, nadie será libre...

El Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto: Verano de 2013
Oponiéndose a la emergencia de la guerra contra la mujer

1° de septiembre de 2013 | Periódico Revolución | revcom.us

Viaje en Chicago, "Aborto a solicitud
sin pedir disculpas".
Foto: Revolución
Después de sostener mítines de despedida en Nueva York y San Francisco, el Viaje por la Libertad Pro Derechos al Aborto partió desde ambas costas para tomar la ofensiva y cambiar el rumbo contra el reaccionario embate nacional contra el derecho al aborto de la mujer, o sea, el derecho básico que toda mujer ha de tener a fin de determinar si tener hijos o no. La libertad reproductiva de la mujer está en un estado de extrema emergencia debido a más de 300 medidas hasta ahora este año en los estados del país para restringir más el aborto y cerrar clínicas, el 97% de los condados rurales sin proveedores del aborto y el asesinato de ocho personas ya por su participación en la provisión de abortos.

El Viaje por la Libertad Pro Derechos al Aborto unificó los aportes y la participación activa de personas de distintos puntos de vista, proponiéndose alcanzar las tres metas escritas por Sunsara Taylor y David Gunn, Jr. (El padre de David Gunn, Jr. era el proveedor de abortos asesinado por un fanático antiaborto en 1993):

“Primero, tenemos que ir más allá de las luchas locales y lanzar una contraofensiva nacional;

“Dos, tenemos que transformar radicalmente los términos políticos, morales e ideológicos de esta lucha de modo que millones de personas comprendan que esta lucha tiene que ver con la liberación de la mujer o con la esclavización de la mujer;

“Tres y último, y de importancia trascendental, tenemos que convocar a la resistencia política independiente de masas que sea necesaria para derrotar esta guerra contra la mujer”.


Frente a clínica en Jackson, Mississippi:
"Los proveedores del aborto son héroes"
El Viaje por la Libertad Pro Derechos al Aborto viajó a muchos estados —entre ellos Dakota del Norte, Dakota del Sur, Wyoming, Arkansas, y Misisipí, cada uno con solamente una clínica de abortos— para defender las clínicas y los proveedores, protestar contra las nuevas leyes que restringirían de manera draconiana el aborto y difundir el mensaje “Aborto a Solicitud y sin Disculpas” y “La maternidad obligatoria constituye la esclavización femenina”.

La osada y consecuente posición del Viaje por la Libertad Pro Derechos al Aborto, en las narices de los rabiosos fanáticos antiaborto, y la propagación impenitente de sus demandas, retaron a algunas personas que apoyan el aborto pero que se han pasado a la defensiva y en algunos casos, rechazan siquiera mencionar la palabra aborto, permitiendo que las personas que quisieran obligar a las mujeres a volver a las edad de las tinieblas actúen como su tuvieran la moralidad de su lado.

La lucha en defensa del aborto es una parte integral de romper con la noción de que el papel esencial de la mujer es ser procreadora de niños y de luchar por que la sociedad vea y trate a la mujer como ser humano pleno e igual. Además, eso es una parte integral de poner fin a toda opresión y explotación mediante una revolución comunista a fin de crear una sociedad y mundo verdaderamente liberados para toda la humanidad.

Protesta contra la violación de la mujer, India, mayo 2012.
“Sin embargo, hay que preguntar: ‘¿Por qué suscita tanta controversia el aborto?’ Es un procedimiento médico seguro y común que no tiene absolutamente nada que ver con matar a un bebé y es una decisión completamente moral para una mujer, así que, ¿POR QUÉ suscita tanta controversia?

“El aborto suscita controversia porque vivimos en una sociedad que NO considera ni trata a la mujer como un pleno ser humano, a pesar de tanto pronunciar sobre ‘la igualdad que se ha logrado’ y los avances hechos. Vivimos en una sociedad que educa y socializa a la mujer para que se valore siendo atractiva y útil para el hombre, una sociedad que educa y socializa al hombre a considerar a la mujer como un objeto de servicio sexual o de trabajo doméstico, una sociedad en la que el culto de la maternidad (la idea de que el logro más alto y el deber más grande de la mujer es de criar y cuidar a hijos) está vivito y cobra fuerza agresivamente, en la que la violencia y falta de respeto contra la mujer son omnipresentes y se intensifican. Vivimos en una sociedad, como todas las sociedades anteriores que se dividían en clases, que requiere el patriarcado (es decir, la dominación sistemática de la mujer por el hombre, que incluye el control sobre la reproducción, sexualidad y maternidad de la mujer en particular) para su funcionamiento en general. Esta sociedad requiere de este tipo de control sobre la mujer y su reproducción para mantener el linaje de la propiedad y herencia, la posición social y la distribución de riqueza de una generación a otra, en este mundo donde unos cuantos poseen una riqueza obscena mientras otros que sudan la gota gorda apenas malviven y millones de sus hijos mueren de enfermedades prevenibles. Vivimos en una sociedad que engendra y fomenta y alienta la más salvaje explotación, opresión, degradación y humillación de la mujer”. (De “¿De dónde viene esta guerra contra la mujer? ¿Por qué es tan salvaje? ¡Ya es hora de una revolución de verdad!”, de Sunsara Taylor, iniciadora del Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto)

“Tuve la oportunidad de sentarme con la directora de la Organización de la Salud de la Mujer de Jackson… Me habló de sus pacientes, que el 80% de éstas son negras, en su mayoría viajan largas distancias, solamente un tercio tienen una pareja acompañante (algunas vienen con un familiar, otras a solas) y muchas son muy jóvenes. Su voz se le llenaba de emoción al mencionar una joven de 14 años de edad cuya madre de 27 años de edad hace poco la trajo a la clínica. La madre tenía solamente 13 años de edad cuando dio a luz y está resuelta a que su hija no padezca las mismas penurias. Me mencionó a otras mujeres que tienen que viajar en autobús de la región vecina, de toda la denigración que tienen que soportar para poder juntar la plata para el aborto y además para el viaje. Del obligatorio período de espera de 24 horas y que muchas mujeres no tienen ni para un hotel barato y no tienen donde pasar la noche.
Firmando la manta en Minneapolis

“Se puso furiosa de manera visible y con mucha razón al mencionar a los manifestantes antiaborto que cercan su clínica y hostigan a sus pacientes a diario. Nosotros habíamos experimentado lo mismo en las últimas 24 horas, que nos decían que nosotros ‘no merecíamos tener hijos’, que ‘se debería arrancarnos el útero’, que ‘las mujeres no deberían tener el permiso de votar’ y, desde luego, nos llamaron toda suerte de epítetos viles y odiamujer. (De “Unas reflexiones sobre nuestra estancia en Misisipí, sobre el Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto y mirando hacia adelante”, de Sunsara Taylor)

El Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto viajó a Wichita, Kansas, donde el 31 de mayo de 2009, un asesino antiaborto mató a balazos al Dr. George Tiller, uno de los pocos doctores que todavía practicaban abortos tardíos.

“Lo que aprendimos aquí y durante las demás experiencias en Wichita y otros lugares en el Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto, nos enseñó qué tanto hace falta una voz muy fuerte en la sociedad que diga que el feto NO es un bebé, El aborto NO es un homicidio y La mujer NO es una incubadora y que declare firmemente ¡Aborto a solicitud y sin disculpas! Y además, qué tanto hace falta una lucha para levantar la vista de las mujeres y las muchachas muy jóvenas a algo mucho mayor que simplemente creer que tener un bebé sea la única manera de obtener respeto o amor. Existe tanto potencial humano en estas mujeres y jóvenas que se está desperdiciando, y por ello sufre toda la sociedad. Hace muchísima falta AHORA un movimiento creciente para la revolución y, lo antes que sea posible, una revolución triunfante concreta, para crear una sociedad y mundo donde las mujeres y jóvenas piensen en serio y contribuyan a toda esfera de la actividad humana colectivamente, en plenitud e igualdad, con los hombres. Las mujeres no sólo necesitan el derecho sin trabas al aborto, no sólo necesitan escuchar el mensaje del Viaje por la Libertad, no sólo necesitan una masiva lucha en toda la sociedad para derrotar la guerra contra la mujer… hace falta desencadenar su furia y hace falta conectarse con sus muchos talentos y aportes como una poderosa fuerza para cambiar el mundo entero y hacer una revolución de la clase que podría emancipar a la humanidad”. (De “Un día en el centro comercial de Wichita”, de Sunsara Taylor, en inglés.)

(Aprenda más por qué el feto NO es un bebé en: “Qué es un aborto y por qué la mujer debe tener el derecho a decidir” y “¡Un feto no es un bebé! Aborto al pedido y sin apologías” en revcom.us. Más sobre la necesidad de la revolución para liberar a la mujer y emancipar a toda la humanidad: Una declaración: Por la liberación de la mujer y por la emancipación de toda la humanidad, también en revcom.us.)


No se pueden romper todas las cadenas menos una. No se puede decir que uno quiere eliminar la explotación y la opresión, pero quiere que persista la opresión de la mujer por el hombre. No se puede decir que uno quiere liberar a la humanidad, pero mantener a una mitad esclavizada por la otra. La opresión de la mujer está íntimamente ligada a la división de la sociedad en amos y esclavos, explotadores y explotados, y acabar con todo esto es imposible sin liberar completamente a la mujer. Por eso la mujer desempeñará un enorme papel en el proceso de hacer la revolución y garantizar que esta no pare a medias. Es posible e imprescindible desencadenar plenamente la furia de la mujer como una fuerza poderosa para la revolución proletaria.

Bob Avakian
Presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos
Lo BAsico 3:22
Sigue...

¡Desatemos un torrente de lucha para PARAR LA GUERRA CONTRA EL PUEBLO!

Si odias la brutalidad e injusticia que el Estado impone, ¡tienes que ACTUAR AHORA!

Comuneros de Cherán luchan contra despojo
y violencia reaccionaria
El mismo Estado que hace 45 años asesinó a cientos de luchadores el 2 de octubre de 1968 ahora ejecuta, tortura, encarcela y desaparece impunemente a la gente en lo que constituye una verdadera guerra contra el pueblo.

·         Escuadrones de la muerte de la Marina y el Ejército asesinan a gente inocente. En septiembre de 2011 fueron tirados en la carretera los cadáveres de 35 personas brutalmente asesinadas por los supuestos “Matazetas” en Boca del Río, Veracruz. Como denunciamos en ese entonces, estas víctimas no eran Zetas, sino gente inocente, y estos supuestos “Matazetas” actuaron con todas las características de un escuadrón de la muerte. Ahora un integrante de un grupo de elite de la Marina confirma que fueron efectivos de la Marina los que mataron a la gente. La existencia de éste y otros escuadrones de la muerte de parte tanto de la Marina como del Ejército, con entrenamiento en Colombia y Estados Unidos, es documentada en el libro Escuadrones de la muerte en México (Ricardo Monreal, Cámara de Diputados, 2013). Son fuerzas secretas de contrainsurgencia que asesinan arbitrariamente, sobre todo a la gente pobre, aún antes de que se dé una insurgencia. Estos asesinatos son solo una parte de la guerra contra el pueblo que estamos viviendo — una guerra “preventiva”, que tiene el propósito de aterrorizar y desmoralizar a los de abajo, sobre todo a los jóvenes que no tienen ningún futuro bajo este sistema, antes de que tengan la oportunidad de levantarse en una lucha por un cambio liberador.
Protesta por desaparecidos


·       Las policías y las fuerzas armadas en general están matando y desapareciendo a mucha gente inocente con el pretexto del combate al "crimen organizado", con el cual están coludidos los tres niveles de gobierno. Además, el gobierno utiliza narcos para cometer asesinatos políticos, como lo documenta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en su Segundo Informe sobre la Situación de las Defensoras y Defensores de Derechos Humanos en las Américas. Al contrario de la propaganda gubernamental, los asesinados son más de 13 mil en lo que va de 2013, casi el mismo nivel de matanza que el año pasado.

·    El Estado reprime y desarma a las policías y guardias comunitarias mientras militariza sobre todo las regiones y comunidades indígenas. En vez de ir tras los criminales, atacan a la gente que intenta defenderse de los criminales, de las empresas mineras y eólicas que destruyen el medio ambiente y de soldados y policías que violan a las mujeres y detienen o asesinan a luchadores sociales. En agosto, unos seis mil uniformados de la Marina, el Ejército y la Policía Federal irrumpieron en la Montaña de Guerrero para detener a 29 integrantes de la CRAC-PC (Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria). La coordinadora de Olinalá, Nestora Salgado García, fue encarcelada en el penal de máxima seguridad en Tepic, Nayarit, acusada falsamente de secuestro. Al protestar esta injusticia, más policías comunitarias fueron detenidos. El gobierno de Guerrero y la PGR intentan o bien controlar esta organización de los pueblos (integrarla a una “policía rural” oficial) o desarticularla. Por otra parte, en septiembre, un tribunal en Chiapas ratificó la sentencia de 60 años de cárcel para Alberto Patishtán, profesor tzotzil que ya lleva 13 años como preso por un crimen que no cometió.
 
Normalista de Ayotzinapa asesinado por la policía
·     El Estado sigue encubriendo los feminicidios que aumentan mucho en varios estados y amenaza a los familiares de las víctimas que exigen justicia. Encubre las desapariciones de las jóvenes y protege las redes de explotación sexual que las esclavizan. Encarcela a las mujeres por abortar, incluso espontáneamente, por leyes criminales que prohíben el aborto, negando el derecho fundamental de la mujer a decidir sobre su cuerpo y su vida.

·       La Marina, el Ejército, policías, agentes del Instituto Nacional de Migración y sicarios se coluden para secuestrar y desaparecer a inmigrantes centroamericanos — entre 10 y 80 mil en los últimos 6 años. Sirven al interés de Estados Unidos (reducir la migración) y sacan su tajada — o bien esclavizándolos en los cárteles o asesinando a los que rehúsan hacerlo, como los 72 ejecutados en San Fernando, Tamaulipas hace pocos años. El Movimiento Migrante Mesoamericano dice tener documentado entre 70 y 80 mil casos de centroamericanos desaparecidos en el sexenio de Calderón: el 30% son mujeres y niñas, muchas vendidas a redes de trata en Tlaxcala, Puebla y Chiapas.

·         La Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA), así como la Secretaría de Gobernación, SEDENA, y la PGR espían sistemáticamente todas las comunicaciones electrónicas (Internet, celulares) en México (y la NSA lo hace en todo el mundo), no sólo para “monitorear” lo que la gente piensa y hace, sino para utilizar esta información para reprimir y matar, cuando lo consideran conveniente para lograr sus objetivos.
 
Policía se enfrenta a marcha magisterial a Los Pinos
·     Desaparecen y asesinan a los activistas que luchan en contra de estas y muchas más injusticias para amedrentar y desmoralizar a otros activistas y a los muchos más que odian todo esto, pero aún no se atreven a combatirlo. Por ejemplo, asesinaron a Nepomuceno Moreno Núñez (2011), por denunciar la desaparición de su hijo en Sonora; a Marisela Escobedo (2010), por denunciar la desaparición de su hija y la liberación injusta de su asesino en Chihuahua; a Josefina Reyes Salazar y 5 personas más de su familia (2009-2011), por denunciar la represión del Ejército y otros crímenes en Valle de Juárez; a Digna Ochoa (2001), por poner al Ejército en el banquillo de los acusados al defender jurídicamente a los campesinos ecologistas de Petatlán, Guerrero (asesinato encubierto como un supuesto “suicidio” por el gobierno del DF bajo AMLO y su procurador Bernardo Bátiz); asesinaron a los estudiantes activistas de la UNAM, Pavel González (2004, que la PGJ del DF también declaró “suicidio”) y Carlos Sinuhé Cuevas Mejía (2011),  después de ser acosado y amenazado de muerte en volantes anónimos y en Internet. De 2007 a 2011, fueron asesinados por lo menos 63 activistas (Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU).
           
¿POR QUÉ LO HACEN? ¿Y QUÉ PODEMOS HACER NOSOTROS?

Ante la represión, la resistencia: pinta en Oaxaca
Javier Sicilia, del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, declaró hace poco que es “un Estado fallido y delincuencial”, y “(E)l problema es que el Estado está absolutamente corrompido, es delincuencial (porque) está de la mano de alguna manera con el crimen organizado”. De que es “corrompido” y coludido con el crimen organizado no hay duda, pero concluir que esto es el problema de fondo sería confundir algunos de los efectos con la causa que los produce. Toda esta violencia reaccionaria que ejerce el Estado no se debe simplemente a oficiales corruptos, autoridades omisas o la falta de “instrucción en derechos humanos” de los uniformados (receta favorita de organismos de derechos humanos). No obedece a que el Estado es “inexistente” o que “no está haciendo su chamba”, aunque es cierto que en muchas partes del país el poder en el terreno está más en manos de narcotraficantes que controlado por las instituciones del Estado. La verdad es que en el fondo el Estado sí está haciendo su chamba, porque “la chamba” de este Estado no es “servir y proteger al pueblo” como siempre lo dicen. Al contrario, su chamba es servir y proteger el sistema que gobierna sobre el pueblo, defender y hacer respetar las relaciones de explotación y opresión que caracterizan este sistema, que producen toda la pobreza, brutalidad, humillación y degradación que padece la gente. Por ejemplo, en ’68 en Tlatelolco o en 2006 en Oaxaca, el Estado no asesinó y encarceló para “servir y proteger al pueblo”, sino para aplastar la justa protesta y rebelión en contra de un orden social opresivo. Y precisamente ese “orden” social sigue en pie, suscitando más horrores que nunca en 2013.

No es el único orden social posible. Al contrario, es un sistema anticuado, de explotación capitalista mezclado con restos de servidumbre semifeudal y dominado por el imperialismo; un obstáculo que puede y tiene que ser eliminado por medio de una revolución llevada a cabo por millones de los oprimidos con dirección comunista, una revolución que dará a luz una sociedad mucho mejor que servirá no solo al pueblo de México sino a la lucha por emancipar a toda la humanidad. Esta revolución es posible y necesaria, es la única solución real para acabar con el sufrimiento completamente innecesario causado por este sistema. Urge que muchos más luchadores le entren a fortalecer el movimiento para esta revolución, que combatamos contra los ataques al pueblo y a la vez cambiemos cómo piensa y actúa la gente, para poder hacer esta revolución.
 
Mapa de feminicidios según cifras oficiales
Compañeras y compañeros: Les convocamos a actuar ahora para parar una situación intolerable de brutal violencia contra la gente, que es en esencia una guerra contra el pueblo, por parte de un Estado criminal. Este Estado representa y sirve a los intereses de los grandes empresarios, terratenientes y los imperialistas, y está asesinando, torturando, desapareciendo y encarcelando a decenas de miles de personas para amedrentar, paralizar y desmoralizar a la gente que ellos oprimen, odian y temen. Como lo han dicho muchos, esta es una emergencia. No podemos dejar que los que detentan el poder tengan carta blanca para seguir cometiendo estas atrocidades, sin enfrentar una mayor y más resuelta resistencia. No podemos permitir que sigan encubriendo estos ataques desalmados que pasan desapercibidos por la mayoría de la gente, ni que los que ya están resistiendo queden solos y abatidos. Tenemos que movilizar a la gente que sufre estos ataques y ganar a otros sectores del pueblo a entrarle a esta lucha. Tenemos que resistir en serio, con la meta de poner fin a estos horrores, y no solo aminorarlos un poco, o contentarnos con promesas falsas o gestos insignificantes del gobierno que desorientan y desbaratan la resistencia. Uniéndonos para denunciar y luchar, podemos poner el Estado y el sistema que defiende en el banquillo de los acusados, podemos nutrir un nuevo ambiente combativo y esperanzador en el país, y podemos forjar mayor claridad y unidad sobre cómo combatir esta represión desalmada, entre más entendamos su origen y cómo eliminarlo.

Estamos frente al desafío de:

·     Forjar una red de lucha independiente y combativa que desenmascare los crímenes del Estado y cree mayor resistencia, conciencia y capacidad para cambiar este mundo.
·        Denunciar lo más ampliamente posible la violencia reaccionaria y completamente ilegítima ejercida por el Ejército, la Marina y los cuerpos policíacos de todo nivel.
·        Comencemos con celebrar una
Semana Nacional de Resistencia,
¡ALTO A LA GUERRA CONTRA EL PUEBLO!
Del 21 al 27 de octubre, 2013
Organicemos actos culturales, foros, películas, exposiciones fotográficas, teatro, etc. durante la semana. Culminemos con marchas-mítines el domingo, 27 de octubre, en ciudades y pueblos por todo el país.

¡El ejército, la policía no son trabajadores, son el brazo armado de los explotadores!

Aurora Roja
Voz de la Organización Comunista Revolucionaria, México
aurora-roja.blogspot.mx

 Bajar este artículo formateado como volante en PDF:



Sigue...

Represión a maestros muestra la mano de la dictadura capitalista: hace falta la revolución

La brutal represión a los maestros no es una simple muestra de la “falta de capacidad para el diálogo y la negociación” por parte del gobierno; más bien demostró vívidamente una vez más que vivimos bajo una dictadura capitalista. Entraron en el Zócalo de la Ciudad de México 3 mil 600 elementos de la Policía Federal, con apoyo de los granaderos capitalinos, tanques antimotines y helicópteros, para reprimir a los maestros y arrasar, el 13 de septiembre, con su campamento de protesta, con saldo de por lo menos 32 detenidos y un número todavía indeterminado de heridos.

La represión, ordenada por el gobierno federal priísta encabezado por Enrique Peña Nieto, contó con la plena cooperación y apoyo del gobierno perredista de la ciudad de México de Miguel Mancera, demostrando una vez más que todos los partidos electorales, a pesar de sus pleitos mezquinos, protegen y defienden los mismos intereses: los intereses del actual sistema capitalista-imperialista y sus clases dominantes: los imperialistas, grandes capitalistas y terratenientes.

¿Cuál fue el supuesto crimen de los maestros que, según, mereció la mano dura del Estado? En lo inmediato, es evidente que Peña Nieto no quería dar el grito el 15 de septiembre ante los miles de maestros que denuncian su contrarreforma educativa. Más a fondo, quisieron dar un escarmiento a los maestros (y al pueblo en general) por protestar este ataque reaccionario que impone por mandato constitucional los lineamientos del organismo imperialista, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en cuanto a los exámenes estandardizados tanto para estudiantes como maestros.

Como varios estudios han demostrado, estos exámenes discriminan en contra de los pobres, los indígenas y las mujeres y socavan el proceso educativo al enfocarlo todo simplemente en preparar para los exámenes. Con los resultados de tres exámenes el Estado ya puede obligar al maestro con plaza a “jubilarse”, aparte de la amenaza de despido con tres faltas en un mes que lanzó el Secretario de Educación, Emilio Chuayffet (en su momento criminal artífice, junto con el ex presidente Zedillo y otros, de la masacre de Acteal de indígenas indefensas).

Es mentira de los medios de comunicación propiedad de grandes empresarios como Azcárraga y Salinas Pliego que los maestros se oponen a ser evaluados: más bien exigen un proceso de evaluación orientado a mejorar la enseñanza en vez de castigar a los maestros y a los estudiantes, basado en la participación de los padres de familia, los estudiantes y los mismo maestros, en vez de los exámenes estandardizados discriminatorios. El propósito esencial de esta contrarreforma, como ya analizamos anteriormente, es producir trabajadores dóciles de estrechas miras para el capitalismo globalizado. (Ver: “Contrarreforma educativa: produciendo ‘máquinas parlantes’ para el capitalismo globalizado”).

Al protestar, los dirigentes magisteriales exigieron en todo momento diálogo y negociación; el gobierno puso en claro en todo momento que aunque concediesen un simulacro de negociaciones, iban a imponer esta medida antipopular a como dé lugar. Esta contrarreforma, impuesta a la fuerza en los intereses de los grandes capitalistas e imperialistas sobre las protestas y oposición del magisterio, expertos en la materia, estudiantes y otros, en sí demuestra que el Estado de ninguna manera sirve a los intereses de la mayoría que finge representar, sino al sistema capitalista-imperialista y sus clases dominantes.

El Estado actual nació con actos criminales como el asesinato a traición de Zapata, Villa y sus seguidores y durante toda su trayectoria ha sido un instrumento para la represión a las masas populares: la masacre de Tlatelolco en 1968, la de 1971, la guerra sucia, las masacres de Aguas Blancas, Acteal, el Bosque y tantas más, la sangrienta represión en Atenco y al movimiento magisterial en Oaxaca en 2006, entre muchos otros ultrajes. Estos crímenes de sangre en contra del pueblo cuentan la verdadera historia del Estado mexicano. Hoy en día, está bien documento que, ya sea bajo el pretexto del supuesto combate al crimen organizado, ya sea con el pretexto de proteger el “orden público”, las fuerzas armadas y la policía cometen innumerables crímenes de asesinato, desaparición, tortura y encarcelamiento injusto que siguen en completa impunidad (Ver: “Ejecuciones, desapariciones y tortura: Crímenes de costumbre de las FFAA y policías mexicanas” en Aurora Roja No. 16)

Estos crímenes no son el producto de “oficiales corruptos” o de que “no hacen bien su trabajo”: al reprimir a los maestros y a tanta gente más están haciendo su trabajo: el trabajo de este Estado ES reprimir a la gente para proteger al sistema actual de capitalismo-imperialismo contra el inevitable descontento, protestas y rebeliones por parte de la mayoría que este sistema condena a la pobreza, la discriminación, la opresión y la criminalización. Este Estado es una dictadura de una pequeña minoría de grandes capitalistas y terratenientes nacionales y extranjeros sobre la mayoría: los pobres, obreros, campesinos y clases medias. Fingen que es una “democracia” para “todos” porque nos permiten escoger (dejando de lado el fraude de costumbre) entre los partidos electorales (PAN, PRI, PRD, etc.), todos los cuales, a pesar de sus divergencias y riñas de familia, representan y sirven a fin de cuentas al mismo sistema y clases dominantes.

Para los que sigan con la ilusión falsa de reformar este Estado represor, habrá que meditar el hecho de que, no solamente aquí sino en todo el mundo, todos los Estados, por “democráticos” que supuestamente sean, reprimen y suprimen a la gente: en Estados Unidos en contra del movimiento “Ocupa”, los inmigrantes, los negros y otros; en Francia contra los inmigrantes, los obreros, los estudiantes; en Chile contra los estudiantes y los que exigen justicia por los crímenes de Pinochet; en Brasil, por parte de un supuesto gobierno de “izquierda”… la lista es tan interminable como los crímenes del sistema mundial actual.

Como señala Bob Avakian, quien ha desarrollado una nueva síntesis del comunismo: “Cuando un monopolio del poder político —y de manera concentrada, el monopolio de la fuerza armada ‘legítima’— está en manos de un grupo de la sociedad, y este grupo excluye a otras personas de tener ese monopolio de poder y fuerza, pues esto es una dictadura del grupo —o clase— en el poder, no importa si ese grupo en el poder permite que los que excluye del poder, y que domina en los hechos, participen en elecciones para escoger entre diferentes representantes de la clase dominante, como ocurre en Estados Unidos y varios otros países”. Y ese dominio “no importa si hay una tiranía abierta e indisimulada o no, es… una dictadura burguesa, una dictadura de la clase dominante capitalista…” (Lo BAsico, 1:23)

No cabe reformar una máquina cuya naturaleza intrínseca es la defensa de un sistema opresivo e injusto y la dictadura de una pequeña minoría sobre la mayoría: sólo cabe hacerlo añicos, por medio de una revolución emancipadora comunista y establecer un Estado completamente nuevo y distinto dedicado a velar por los intereses de la mayoría y la emancipación de toda la humanidad.

Preparar semejante revolución requiere combatir los crímenes del sistema como parte integral de luchar por derrocarlo. Esta última represión en contra de los maestros resalta la importancia de redoblar los esfuerzos para impulsar la Semana Nacional de Resistencia“¡Alto a la Guerracontra el Pueblo” del 21 al 27 de octubre de 2013.

La heroica lucha de los maestros en defensa de la educación es un llamado de atención y de conciencia: las injusticias y el sufrimiento del pueblo exigen a gritos que luchemos por transformar la protesta por este acto de barbarie, como Cananea y Río Blanco en su momento, en precursor de una revolución, una nueva revolución verdaderamente liberadora.

¡Abajo la contrarreforma educativa!
¡Muera el Estado represor, dictadura capitalista!
Semana Nacional de Resistencia “¡Alto a la Guerra contra el Pueblo!”
¡La revolución es la solución!

¡Por la emancipación del pueblo y toda la humanidad!
Sigue...

Un ataque estadounidense contra Siria solamente puede causar peor sufrimiento y más horrores

Unos palestinos asisten a un concierto dentro del derruido hospital Al Quds en la Ciudad Gaza, marzo 2009. El ataque israelí de tres semanas contra la Gaza avalado por Estados Unidos dejó al hospital en ruinas en enero de dicho año. Foto: AP
2 de septiembre de 2013 | Periódico Revolución | revcom.us

Al cierre de esta edición, se aumenta el peligro de un ataque militar estadounidense directo contra Siria — descrito como un "ataque quirúrgico", utilizando aviones y/o misiles crucero. El secretario de "Defensa" de Estados Unidos, Hagel, anunció que las fuerzas armadas estadounidenses "están listas" si se les da la orden de lanzar un ataque sobre Siria.

Hay que oponer resistencia a estos ataques haciendo protestas políticas decididas y captando claramente cómo ese ataque empeoraría la situación.

Atrocidades y crímenes de guerra

Las amenazas estadounidenses surgen tras informes de cientos de muertes de civiles, al parecer de armas químicas, en una comunidad en manos de los rebeldes en las afueras de Damasco, la capital siria, el 21 de agosto. No se ha verificado independientemente si las muertes resultaron de armas químicas, y de ser así, si las lanzaron las fuerzas del gobierno sirio o de los rebeldes. El secretario de Estado de Estados Unidos, Kerry, inicialmente exigió que el gobierno sirio permitiera que los investigares de la ONU entraran a la zona, pero cuando el régimen sirio respondió ofreciendo acceso ilimitado a los investigadores, Reuters informó: "[Un] oficial estadounidense dijo que tal oferta era 'demasiado tarde para ser creíble' y que Washington estaba prácticamente seguro que el gobierno del presidente Bashar al-Asad había gaseado a su propia gente".

Sin embargo, el motivo de la escalada de amenazas estadounidenses contra Siria tiene muy poco que ver con este incidente. Y tiene absolutamente nada que ver con intereses humanitarios. Es imprescindible que la gente entienda los verdaderos motivos detrás de las movidas yanquis y que no se dejen engañar de modo que [sean] cómplices pasivos con un ataque a Siria, lo que empeoraría mucho la situación para el pueblo de Siria, y del mundo.

Los gobernantes de Estados Unidos ven atrocidades y crímenes de guerra —verdaderos o inventados— por el lente distorsionado de "¿nos beneficia o nos perjudica?". Se hacen de la vista gorda, por ejemplo, cuando Israel bombardeó hospitales durante el masacre de 2008-9 en Gaza. Fraguan incidentes montados de derechos humanos, como cuando atestiguaron falsamente al Congreso estadounidense de que tropas iraquíes desconectaron incubadoras y mataron a bebés en Kuwait, para luego usarlo para justificar toda suerte de crímenes estadounidenses. Pretextaron la mentira de las incubadoras para la primera invasión de Irak, "Operación Tormenta del Desierto", con el saldo de 100.000 muertes iraquíes y gran sufrimiento para millones, que incluía la muerte de muchos bebés por la falta de servicios médicos como resultado de las sanciones yanquis a partir de esa guerra.

Por eso, nadie debe creer al pie de la letra las afirmaciones estadounidenses oficiales. Además, parece que Estados Unidos está preparando un ataque aún antes de concluirse una investigación de la ONU.
Pero eso no quiere decir que el gobierno sirio sea incapaz de haber lanzado un ataque químico. Hace dos años, en el contexto de levantamientos por todo el mundo árabe, una amplia gama de fuerzas en Siria se lanzaron a la calle en protesta contra el régimen de Bashar al-Asad. El régimen respondió con una combinación de propuestas políticas a la oposición y represalias violentas.

Los imperialistas estadounidenses y sus aliados aprovecharon la situación para maniobrar para reemplazar a al-Asad con un régimen más sumiso y alineado con sus intereses en la región, y en particular en oposición a la influencia iraní. El resultado ha sido una guerra civil que ha devastado al país, en la que los dos lados —el régimen de al-Asad por un lado, y el abigarramiento de fuerzas jihadíes y pro occidentales por el otro— no ofrecen más que opresión al pueblo de Siria.

Según agencias de derechos humanos, ambas partes en el conflicto —incluyendo las fuerzas que Estados Unidos pretende aglutinar y moldear para un nuevo régimen— han cometido secuestros, tortura y asesinatos sumarios contra sus oponentes y la población civil. Decenas de miles de sirios han muerto, y cientos de miles están desterrados, muchos de los cuales viven en condiciones desesperadas en campos de refugiados o situaciones peores.

Así que es muy posible que el régimen de al-Asad haya lanzado un ataque de gas tóxico con tal de aumentar los avances militares que ha estado logrando contra la oposición. Si resultara que el régimen de al-Asad sí lo lanzó, y si la escala del horror fuera como se ha reportado —y eso es posible— eso sería, ciertamente, un crimen horrífico.

Pero, aún si eso fuera el caso, un ataque militar estadounidense contra Siria agravaría un crimen agregándole otro crimen. No tendría la intención de terminar el terrible sufrimiento en Siria, ni tendría ese resultado.

Decenas de miles de refugiados sirios huyeron a Irak en agosto de 2013. Foto: AP

¿Qué es lo que motiva Estados Unidos?

Estados Unidos no parte de una preocupación por los derechos humanos en Siria (ni en ninguna parte). Los gobernantes de Estados Unidos nunca se han motivado, ni se motivan ahora, por un deseo de oponerse a las atrocidades ni de "impedir el genocidio". En este momento están aprobando, pasivamente en el mejor de los casos, la tortura y la matanza de oponentes a los regímenes pro yanquis en Egipto y Bahrein.

Tampoco es el motivo para entrar en una situación a la cual todo mundo considera muy arriesgada para Estados Unidos el de que "a nuestros presidentes les encanta aventar unos misiles crucero a otros países, en combinación con uno que otro bombardeo, porque es mucho más fácil que el arte de la diplomacia". Tampoco porque "si apretamos el gatillo sobre Siria, alguien sacará una buena paga". (Vea "War on Syria: Twenty Pounds of Stupid in a Ten-Pound Bag" (Una guerra contra Siria: "Diez kilos de estupidez en una bolsa para cinco kilos", William Rivers Pitt, Truthout, 27 de agosto de 2013.) Como si la causa del sinfín de guerras, sufrimiento y muerte que Estados Unidos ha traído a cada rincón del planeta —sobre la base de la cual ha "ascendido" a ser la única superpotencia del mundo— fueran unos políticos demasiado flojos como para manejar el "arte de la diplomacia", o unos políticos comprados por la industria de armas. Semejante "análisis" sólo deja a las personas completamente en la ignorancia respecto [a] los motivos de las movidas estadounidenses para atacar a Siria, e incapaces de conocer los intereses del pueblo del mundo ni de actuar conforme a éstos.

El Medio Oriente es una región esencial para el mundo entero —tanto económica como geopolíticamente— y Estados Unidos lo ha dominado desde la Segunda Guerra Mundial. Todo lo que ha hecho y sigue haciendo se basa en mantener y profundizar esa dominación. Ahorita la región vive una gran turbulencia; los antiguos arreglos que "mantenían la situación" (para los imperialistas y los capataces locales) están bajo cada vez mayores tensiones y en algunos casos empiezan a desintegrarse, y toda suerte de fuerzas pelean para salir con ventaja. Estas incluyen rivales como Rusia, que apoyan a al-Asad; imperialistas "amigos" como Francia, que apoyan a los rebeldes; toda la gama de asesinos locales; etcétera. Tristemente, no hay ninguna fuerza progresista coherente dentro de esta situación confusa.

Es un derrame de sangre impulsado, en este momento, por una pelea reaccionaria para tener influencia. En este marco, parece cada vez más claro que el cálculo estadounidense es que TIENE que proyectar fuerza en esta situación, porque, si no, perdería credibilidad. Al mismo tiempo, se indica que Estados Unidos, o algunos en la clase dominante, cree que, como lo dijo un analista de clase dominante, Edward N. Luttwak: "En Siria, Estados Unidos pierde si gana cualquier de los lados". Luttwak escribió:

"Ciertamente, sería desastroso si emergiera victorioso el régimen del presidente Bashar al-Asad después de reprimir totalmente la rebelión y restaurar el control sobre el país entero. Dinero, armas y operativos iraníes y tropas de Hezbolá se han convertido en factores clave en el combate, y el triunfo del Sr. al-Asad afirmaría dramáticamente el poder y prestigio del Irán chiíta y Hezbolá, su [representante] basado en el Líbano — planteando una amenaza directa tanto a los estados árabes sunitas como a Israel.

"Pero, una victoria de los rebeldes también sería sumamente peligrosas para Estados Unidos y muchos de sus aliados en Europa y el Medio Oriente. Eso es porque grupos extremistas, algunos identificados con Al Qaeda, se han vuelto la fuerza combatiente más efectiva en Siria. Si esos grupos rebeldes lograran ganar, sería casi seguro que pretendieran formar un gobierno hostil a Estados Unidos. Además, Israel no podría contar con tranquilidad en su frontera norte si los jihadíes triunfaran en Siria" (New York Times, 23 agosto de 2013).

En esta situación, Estados Unidos puede estar volviendo al asesino manual de estrategia que utilizó durante la guerra entre Irán e Irak, cuando su objetivo era hacer que las dos partes devastara una a la otra, con el resultado de un millón de muertos.
Como parte de lo que Estados Unidos ha llamado una "guerra mundial contra el terror", operó una tristemente célebre cámara de tortura en la prisión Abu Ghraib, cerca de Bagdad, Irak. Unos elementos de la Policía Militar estadounidense posaron en unas fotos y las hicieron circular, en las que torturan y humillan a unos internos iraquíes desnudos con capuchas asfixiantes puestas. Una infame foto muestra a un iraquí encapuchado balanceado sobre un pequeño cajón con cables conectados a los dedos. Lo obligaron a estar parado así durante horas y le dijeron que si se cayera por agotamiento, los cables lo iban a electrocutar. Arriba: Usan perros para aterrorizar a los prisioneros. Foto: AP

Un ataque estadounidense contra Siria solamente puede causar peor sufrimiento y más horrores

Muchas personas ven esta situación como una en la cual "algo se tiene que hacer". Incluso las personas que saben de alguna manera que a Estados Unidos lo motiva razones que no son nada humanitarias argumentarían que por lo menos una intervención estadounidense pararía el horror ahorita.

Pero la realidad no funciona así. Importa —de hecho es decisivo— entender la naturaleza de un ataque estadounidense sobre Siria, y lo que lo impulsa. Sería un ataque impulsado por las necesidades de una superpotencia capitalista imperialista global decidido a mantener su dominio sobre el planeta. ¿Cómo contribuiría una acción con esa base algo positivo a la pesadilla humanitaria en Siria?

Un ataque estadounidense contra Siria llevaría la situación en una peor dirección. En sí mismo traería muerte y sufrimiento. Además polarizaría más todo el marco, en que el régimen reaccionario de al-Asad podría aparentar confrontar al imperialismo, en que Irán y las fuerzas bajo su influencia posiblemente responden, y en que toda una variedad de fuerzas reaccionarias, entre ellas Israel, podrían intensificar su papel en la guerra en Siria, o lanzar otros ataques en otras partes de la región. Cualquier ataque estadounidense a Siria sólo intensificará la terrible espiral en el país y la región.

Es más, la situación se empeoraría más en la medida de que la gente se trague la lógica de que no importa el motivo, cualquier intervención sería bien ahorita. Hay que sacar una lección dolorosa pero crítica de los sucesos recientes en Egipto: muchas personas apoyaron las acciones del ejército contra la Hermandad Musulmana debido a las medidas represivas de la Hermandad, sin analizar POR QUÉ el ejército actuaba. De ahí, cuando se vio claramente las consecuencias de ese apoyo, como la libertad política que [esto] le dio al ejército para cometer matanzas y tratar de establecer una versión aún más represiva del Mubarak-ismo, las fuerzas de oposición y la gente en general se encontraron en una posición en que, o no podían oponer una resistencia efectiva, o ya habían "bebido el veneno ideológico" al punto de que quedan en el bolsillo del ejército ideológica y políticamente.

La única manera en que podría emerger algo positivo en Siria sería que el pueblo se opusiera a las dos partes en este conflicto — activamente. Para la gente en Estados Unidos, un país que ha infligido tanta miseria al planeta, el reto es de oponernos a "nuestro propio" imperio.

Estados Unidos sólo ha traído explotación, destrucción ambiental, empobrecimiento y opresión a todo el Medio Oriente. Cualquier asalto militar estadounidense contra Siria, sin importar el pretexto, debe toparse con RESISTENCIA y protesta política decidida en este país. En la medida que se oponga esa resistencia, eso puede contribuir a crear una brecha que rompa con el juego de "alternativas" terribles ante el pueblo de Siria y más allá, y que forje otro camino — una alternativa revolucionaria concreta.

Para más noticias del mundo, checa revcom.us en español.
Sigue...

Brutal represión en Egipto avalada por Estados Unidos...

Se necesita: Una verdadera revolución
1° de septiembre de 2013 | Periódico Revolución | revcom.us

En enero de 2011, millones de egipcios se levantaron en protesta y rebelión contra el régimen de 30 años de Hosni Mubarak, un opresor brutal que Estados Unidos respaldaba incondicionalmente. La policía de Mubarak mató a cientos de manifestantes. Pero, mientras las protestas aumentaban en tamaño y determinación, Mubarak fue destituido del poder y arrestado por supervisar el asesinato de los manifestantes.
El levantamiento, que le siguió a otro levantamiento que derrocó a un régimen opresor que gobernaba por décadas en Túnez, sacudió al mundo entero e inspiró a los oprimidos y a todos que desprecian la opresión, e hizo que las potencias mundiales, con Estados Unidos en la cúpula, se apresuraran a decidir cómo lidiar con ese reto al orden capitalista imperialista en su conjunto.

El 3 de julio de 2013, a raíz de la luz verde de Estados Unidos, el general Abdul Fatah al-Sisi arrestó al presidente elegido de Egipto, Mohamed Mursi de la Hermandad Musulmana, y suspendió la constitución egipcia. El resultado ha sido la matanza de al menos 800 partidarios de la Hermandad Musulmana, lo que incluye la ejecución de algunos prisioneros bajo custodia del ejército y el arresto de miles de personas más; continúan las matanzas y arrestos.
Las fuerzas armadas egipcias, las más grandes en el mundo árabe, y todo un aparato de espías, policía política y represión, cuentan con el apoyo de Estados Unidos, el que les envió 40 miles de millones de dólares durante décadas, en  ran parte como "ayuda" militar. Foto:AP

Y el 22 de agosto, el propio carnicero Mubarak salió de la cárcel, donde lo tenían detenido bajo cargos de ordenar la matanza de los manifestantes, entre otros. Ponerlo en libertad es un ultraje y también un símbolo ominoso de que los viejos brazos ejecutores del orden opresor han regresado al mando de Egipto.

Egipto va encaminado hacia una guerra civil unilateral en que las fuerzas agrupadas en torno a las reaccionarias fuerzas armadas están actuando para aplastar la reaccionaria Hermandad Musulmana. Para colmo, las masas o están alineándose con uno u otro bando reaccionario, o han quedado inmovilizadas y al margen de todo. Se está imponiendo una calma mortal y represora a punta de fusil. Y las demandas muy sentidas y profundamente arraigadas del pueblo egipcio para la libertad siguen urgiendo más que nunca una solución.
Este es un momento crítico para echar una mirada penetrante a la realidad, examinar qué ha llevado todo hasta este punto y ROMPER con el callejón sin salida y las "opciones" mortíferas que han llevado a la situación actual.
Egipto está en un mundo de imperio y opresión
Las tres décadas de represión draconiana bajo Mubarak descansaron sobre el poderío de las fuerzas armadas egipcias, las más grandes en el mundo árabe, y todo un aparato de espías, policía política y represión. Al fondo de eso está Estados Unidos, que envió 40 miles de millones de dólares a Egipto durante el reino de Mubarak, en gran parte como "ayuda" militar de una forma u otra. Bajo Mubarak, Egipto "se desarrollaba" como un país de maquiladoras y ciudades miseria. La policía secuestraba a activistas estudiantiles, organizadores de sindicatos e intelectuales disidentes y los torturaba, para dejar los cuerpos, a veces muertos pero a veces todavía vivos, en el desierto. Se prohibían las voces progresistas en la cultura o las orillaba a solicitar exilio en el extranjero.
Todo eso obedecía bien a los intereses del capitalismo-imperialismo estadounidense. Frente a las afirmaciones de Estados Unidos de que trae la "democracia" al mundo, Bob Avakian ha dicho:
La esencia de lo que existe en Estados Unidos no es la democracia, sino el capitalismo-imperialismo y las estructuras políticas que lo imponen. Lo que Estados Unidos lleva al resto del mundo no es democracia, sino imperialismo y las estructuras políticas que lo imponen.
Lo BAsico 1:3
Y esa es la esencia de lo que Estados Unidos ha traído a Egipto.
La economía de Egipto no se ha estructurado para satisfacer las necesidades del pueblo egipcio, sino que obedece a las demandas del capitalismo-imperialismo mundial, principalmente el "Occidente". Como resultado, hay una epidemia de pobreza; el 40 por ciento de la población egipcia sobrevive con 2 dólares al día.
Egipto depende de la inversión extranjera y los préstamos internacionales, y estos, junto con la integración subordinada de Egipto a la economía mundial, han moldeado su economía. Gran parte del capital de inversión extranjero que entra a Egipto se concentra en los servicios financieros y el gas natural, sectores que generan enormes ganancias al servicio del imperialismo global, pero hacen poco o nada para dar empleo o beneficios para un sector importante de la población.
La infraestructura, el transporte y la cultura reciben su impulso y están al servicio del turismo, la inversión extranjera y la dominación. Además, Egipto, como otros países oprimidos del tercer mundo, padece el impacto enormemente desproporcionado de la crisis ambiental mundial, con el aire y agua altamente contaminados y la destrucción de tierras antes fértiles por la ilimitada especulación y "desarrollo" capitalista de la tierra.
El capital extranjero fluye hacia la producción requete-rentable de las maquiladoras para la exportación, sobre todo en los productos hechos de algodón. Las fuerzas armadas controlan el 40 por ciento de la economía. Se ha abandonado la agricultura a la ruina. A pesar de tener condiciones favorables para la producción de comestibles, Egipto es el país que más trigo importa en el mundo.
La economía de Egipto no se ha estructurado para satisfacer las necesidades del pueblo egipcio, sino que obedece a las demandas del capitalismo-imperialismo mundial, principalmente el "Occidente". Como resultado, hay una epidemia de pobreza; el 40 por ciento de la población egipcia sobrevive con 2 dólares al día. Arriba, un joven mujer trabaja en la cosecha del trigo a 60 km al sur de El Cairo. Foto: AP
Más allá de eso, Egipto es una piedra angular del estratégico Medio Oriente. El ejército egipcio colabora con el gobierno de Israel en la opresión de los palestinos, lo que le da a Israel más libertad para desempeñar el papel de puesto de avanzada y brazo ejecutor para el imperialismo en el Medio Oriente y más allá. Estados Unidos cuenta con el acceso al espacio aéreo egipcio para librar su guerra en Afganistán y cometer su "guerra global contra el terror". Los buques de la Marina estadounidense pasan por el canal de Suez que atraviesa Egipto, y cada día transportan cuatro mil millones de galones de petróleo por ese canal.
Por eso, y por otras consideraciones estratégicas, continúan la ayuda y el apoyo político de Estados Unidos a los militares egipcios, aunque éstos sacan a relucir la hipocresía de las afirmaciones de que la política exterior estadounidense se basa en la promoción de la "democracia".
Un levantamiento por la libertad pero en el marco de un conflicto entre dos polos reaccionarios
Anhelaban la libertad los millones de egipcios quienes se enfrentaron con valor al gas lacrimógeno y las balas del régimen de Mubarak. Se inconformaban por los símbolos de represión y luchaban en su contra. De mucha importancia, las mujeres se metieron en la batalla, si bien ante mucha controversia, incluso entre los manifestantes.
Anhelaban la libertad los millones de egipcios quienes se enfrentaron con valor al gas lacrimógeno y las balas del régimen de Mubarak. Se inconformaban por los símbolos de represión y luchaban en su contra. De mucha importancia, las mujeres se metieron en la batalla, si bien ante mucha controversia, incluso entre los manifestantes. Arriba, una protesta contra el gobierno militar post Mubarak, Día Internacional de la Mujer, El Cairo, 8 de marzo de 2012. Foto: AP
Al levantarse, las personas buscaban soluciones. Se acercaba hacia las fuerzas que ya tenían estructuras y organización, pero de mayor importancia, se aglutinaron o se alinearon en torno a una que otra visión y modelo de cómo el mundo debería ser que contendían en el campo de batalla.
¿Cuáles eran dichas fuerzas y programas?
Egipto es un gran país, tiene 90 millones de habitantes y un poderoso ejército. Una amplia gama de actores estaban y están observando de cerca e influenciando en diversos grados lo que pasa en Egipto. El estado de Israel, erigido sobre la limpieza étnica de Palestina y sirviendo de agente armado internacional y regional del imperialismo, tiene una frontera estratégica común con Egipto. Los vecinos estados reaccionarios como Arabia Saudita y los estados pequeños pero ricos en petróleo del golfo Pérsico tienen mucho en juego en la evolución de la situación en Egipto. Han vertido miles de millones de dólares en dicho país. Además, el tumulto de Egipto compenetra con los conflictos entre Estados Unidos y sus aliados, por un lado, y por otro, la República Islámica de Irán. De Turquía y Siria a Túnez y Yemen, en un sentido u otro, con muchos programas en el terreno, "Egipto está en la mira de todos".
Si bien estos programas no se reducen a un alineamiento exacto y ordenado en este mismo momento, el factor decisivo que moldea el conflicto en Egipto y cómo las personas (mal) entienden las posibilidades es el choque entre lo que se llaman "McMundo" y "Jihad". Estos dos programas reaccionarios están contendiendo entre sí y a la vez, al hacer eso, están reforzándose mutuamente. Así es la situación en grandes partes del mundo, y en Egipto. Hablando de la actual división en la sociedad egipcia, un artículo del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar describe los dos programas de la siguiente manera:
"Por un lado tenemos a los promotores liberales de los valores occidentales los cuales venden como 'la libertad', sobre todo el 'libre mercado', el que ha aplastado a la abrumadora mayoría de las personas de todos los países, y la respectiva creencia en la democracia capitalista al estilo occidental y su sistema de elecciones que nunca han traído ningún cambio básico en ninguna parte. No tienen nada salvo desdén que ofrecer a las masas empobrecidas de las ciudades y la mayoría de la mitad de la población que vive en el campo".
Continúa: "Por otra parte, los islamistas se dicen los representantes de 'liberar' a Egipto de la dominación, hipocresía y humillación del Occidente a la vez que institucionalizan las atrasadas relaciones sociales y económicas y formas de pensar que han mantenido a Egipto en la debilidad y vulnerabilidad a la dominación del capital de otros países. Su proyecto combina la explotación, opresión y desigualdad con el falso consuelo de la religión, la hipócrita caridad de la mezquita y la asfixiante solidaridad de 'la comunidad de los fieles' que elimina el pensamiento crítico" ("Del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar acerca del papel de Estados Unidos en el baño de sangre en Egipto", 22 de agosto de 2013, en revcom.us).
Los islamistas, representados de manera muy prominente por la Hermandad Musulmana, observaban de brazos cruzados hasta el último momento el levantamiento contra Mubarak. Pero en la situación post Mubarak, tuvieron las redes más organizadas y pudieron movilizar a su base para elegir a Mursi como presidente. El régimen de Mursi era represor y no le ofrecía ninguna mejora para la población. En la agitada situación después de la caída de Mubarak, Estados Unidos y el Occidente estaban dispuestos a tolerar y ver la posibilidad de trabajar por medio de Mursi... por un tiempo. Al evolucionar la situación, el régimen de Mursi no servía de manera idónea a los intereses de los gobernantes de Estados Unidos.
Mursi y la Hermandad Musulmana nunca tuvieron la intención de arrebatar a Egipto a las garras del sistema capitalista imperialista mundial. Su propósito era de reestructurar y redividir una parte del botín que el imperialismo reparte entre sus cómplices en la región. Pero el ejército egipcio no estaba dispuesto a "compartir" dicho botín ni tolerar una reestructuración que amenazara sus intereses. Por su exclusión, en una medida mayoritaria, de los palancas fundamentales del poder concreto, o sea, los tribunales, la burocracia y las fuerzas armadas, la Hermandad Musulmana tomó medidas para estabilizar y reaglutinar la sociedad mediante la islamización. Dichas medidas, a su vez, suscitaron furia y enajenación en grandes sectores de la sociedad.
Al crecer la inconformidad contra Mursi en muchos sectores de la población, los promotores del capitalismo al estilo occidental lograron desviar la furia de dichos millones de personas hacia lo que resultó en el golpe de estado del 3 de julio.
Como señala el Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar: "Cuando estos consentidos representantes locales de los imperialistas vieron su oportunidad, por una parte los liberales abandonaron su retórica sobre el gobierno de las mayorías, los derechos políticos y el estado de derecho y tendieron la mano a 'las fuerzas armadas de la nación' que jamás han constituido las fuerzas armadas del pueblo y de la nación tal como dicen muchos llamados marxistas en Egipto. El ejército egipcio siempre ha pertenecido a las clases dominantes explotadoras egipcias dependientes del imperialismo, y durante las últimas cuatro décadas Estados Unidos le ha dado de comer con el dedo y lo ha manejado a su antojo" (obra citada).
Hace falta una revolución en Egipto, y en el mundo
La esencia del problema en Egipto es que nunca se dio una revolución. Una revolución no es una protesta. No es un masivo levantamiento popular. No es un cambio de forma de la dictadura capitalista. No es lo que cualquiera quiera considerar que lo sea. En el mundo actual, una revolución implica el derrocamiento de todo el sistema capitalista imperialista y su reemplazo por el socialismo.
En un país oprimido como Egipto, la revolución comunista se desarrolla a dos niveles. Primero, implica una ruptura radical con el sistema imperialista mundial, haciendo añicos el estado neocolonial, el que es el mecanismo de control político-militar esencial de la dominación imperialista, y rompiendo con la dependencia de las inversiones y préstamos de otros países y con la lógica general del desarrollo subordinado a las necesidades del imperialismo, y zafándose de la red de explotación y dependencia, con todo el sufrimiento y distorsión que eso conlleva.
Segundo, implica la realización de una revolución social profunda que tenga como objeto movilizar la actividad consciente de las personas para atacar y arrancar de raíz todas las relaciones opresivas de la sociedad: del control de la religión, a las formas imperantes del patriarcado y supremacía masculina y las desigualdades inherentes a las divisiones entre aquellos que cuentan con una educación para poder trabajar en la esfera de las ideas y aquellos que por las tradiciones han estado excluidos de dicha esfera.
Ambos niveles son esenciales y se compenetran. No es posible hacer el uno sin el otro; no se puede hacer añicos el férreo control de la dominación imperialista sin hacer avanzar una revolución social que desencadene la resolución y creatividad de las masas; y no es posible hacer una revolución social permaneciendo enredado en la red de las relaciones imperialistas.
Ése es un camino de zafarse de la dominación imperialista como parte de una revolución para llevar al planeta más allá de dichos horrores, tal como en la concepción de Bob Avakian en la nueva síntesis del comunismo (se puede explorar la nueva síntesis del comunismo en revcom.us/avakian-es).
Las personas que quieren dicho otro camino tienen que luchar por el mismo y, ahora mismo, luchar por propagarlo en el mundo. En Egipto mismo, la situación descrita el final de la declaración de Bob Avakian acerca del levantamiento de 2011 contra el régimen de Mubarak sigue teniendo vigencia:
Lo que ha ocurrido con frecuencia en la historia, tal como en el caso de Egipto (así como Túnez), es que la dominación del imperialismo y el dominio de los explotadores locales se ha expresado de forma concentrada en el régimen de un "hombre fuerte" y verdugo. Por ejemplo, eso se dio en Irán, con el dominio del Sha con sus cámaras de tortura, en las Filipinas con la tiranía de Marcos y en Indonesia con el largo reino monstruoso de Suharto — todos esos casos eran dictaduras brutales puestas en el poder y mantenidas en el poder por el imperialismo estadounidense durante largo tiempo. En Irán a fines de los años 70, en las Filipinas en los años 80 y en Indonesia más recientemente, los enormes levantamientos del pueblo obligaron a los imperialistas estadounidenses a echar a un lado a estos odiados tiranos y a permitir algunos cambios. Pero en todos estos casos, el resultado final no fue uno que resultara en una auténtica "libertad" para el pueblo — al contrario, el pueblo ha seguido sometido a una cruel opresión a manos de aquellos que reemplazaron a los viejos y odiados gobernantes, a la vez que esos países han permanecido en el marco general de la dominación y explotación imperialista global. Pero la experiencia histórica también ha demostrado que la continuación de una u otra forma de dominio opresor NO es el único desenlace posible.
En Rusia en febrero de 1917, el levantamiento del pueblo derrocó a otro déspota brutal, el Zar (monarca absoluto). En ese caso por igual, los imperialistas de Estados Unidos, Inglaterra y otros países, y los capitalistas rusos, trabajaron para continuar la opresión del pueblo con un cariz nuevo, haciendo uso de los mecanismos del "gobierno democrático" y elecciones que, si bien dejaron espacio para cierta participación más amplia de diferentes partidos, no obstante estaban controlados completamente por los explotadores del pueblo y aseguraban la continuación de su dominio, y la continuación del sufrimiento de las masas populares. Pero en este caso, se logró capacitar a las masas populares para que reconocieran estas maniobras y manipulaciones, llevaran a cabo su levantamiento revolucionario, en medio de muchas curvas, giros y vaivenes y, en octubre de 1917, barrieran y desmantelaran las instituciones y mecanismos de la dictadura burguesa y establecieran un nuevo sistema económico y político, el socialismo, el cual durante unas décadas seguía avanzando por el camino de abolir las relaciones de explotación y opresión, como parte de la lucha en todo el mundo hacia el objetivo final del comunismo. En los levantamientos en Rusia, había una diferencia crucial: existió un núcleo de dirección, una dirección comunista, que tenía una comprensión clara, con bases científicas, de la naturaleza no sólo de este o aquel déspota despiadado sino del sistema opresor entero — y de que fue necesario continuar la lucha revolucionaria para expulsar a cierto gobernante de su cargo, pero de remate para abolir ese sistema entero y reemplazarlo con uno que encarnaría de verdad y le daría vida a la libertad y los intereses más fundamentales del pueblo, al esforzarse para abolir toda opresión y explotación.
Aunque a la larga fue revocada la revolución en Rusia y se restauró el capitalismo en los años 50, y hoy Rusia ya no pretende ocultar el hecho de que es una potencia capitalista imperialista, las lecciones de la revolución rusa de 1917 encierran lecciones valiosas y de hecho decisivas para hoy. La lección más decisiva es la siguiente: cuando el pueblo en sus masas, de millones de personas, por fin rompa con las trabas que han estado impidiendo que se levante contra sus opresores y atormentadores, en ese momento el que su lucha y sacrificios heroicos lleven a un cambio fundamental serio o no, avance a la abolición de toda explotación y opresión o no, dependerá de si existe una dirección, una dirección comunista, o no, que tenga la necesaria comprensión y método científico y sobre esa base, pueda desarrollar el necesario enfoque estratégico y la influencia y lazos organizados entre un creciente número de personas, a fin de dirigir el levantamiento del pueblo en medio de todas las curvas, giros y vaivenes, hacia la meta de una transformación revolucionaria real de la sociedad, en concordancia con los intereses fundamentales del pueblo. Por tanto, a su vez, cuando el pueblo rompa en masa con "la normalidad" y las cadenas fuertemente forjadas de relaciones opresivas en que de costumbre está atrapado y que lo agobian tan fuertemente —cuando abra paso y se levante en sus millones—, ése es un momento crucial para que la organización comunista forje más sus lazos con esas masas, fortalezca sus filas y su capacidad de dirigir. O, en caso de que tal organización comunista todavía no exista, o que exista solamente de manera aislada y fragmentaria, ése es un momento crucial para que se forje y desarrolle una organización comunista, se asuma el desafío de estudiar y aplicar la teoría comunista, de manera viva, en medio de esta tumultuosa situación, y de esforzarse para desarrollar constantemente lazos con un creciente número de masas, influenciarlas y a la larga dirigirlas por el camino de la revolución que representa sus intereses fundamentales y más elevados, la revolución comunista.
Dicha tarea, la de forjar una dirección comunista revolucionaria auténtica, y de dirigir una revolución, podría cambiarlo todo.

Para más noticias del mundo, checa revcom.us en español
Sigue...