De la Organización de Mujeres 8 de Marzo (Irán-Afganistán) - En solidaridad con "¡NO! ¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista!"

Manifestación en La Haya, Holanda, convocada por la Organizaciòn de Mujeres 8 de Marzo (Irán-Afganistán)
15 de enero de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

Todos sabemos que el 20 de enero Donald Trump tomará posesión como el presidente de Estados Unidos, lo que ha inquietado a cientos de millones de personas no sólo en Estados Unidos sino también en todo el mundo.

Trump basó su campaña electoral en la supremacía masculina, la supremacía blanca, el chovinismo nacional, la amenaza de atacar a los refugiados y los musulmanes, y una carrera armamentista nuclear. Por lo que una parte integrante de sus programas es la denigración de las mujeres, la humillación de la gente gay, el racismo y la discriminación contra la gente de color, la opresión de otras naciones y religiones, la amenaza de otra carrera armamentista nuclear y como resultado, la amenaza de una guerra peligrosa y destructiva con armas de destrucción masiva. También ha prometido aumentar muchísimo las emisiones de CO2 y amenaza al planeta entero y además la vida de las siguientes generaciones.


Ha juntado los valores y las ideas más atrasados, anticuados y reaccionarios para constituir la clase de gobierno que planea: el fascismo. Así un representante del capitalismo-imperialismo planea gobernar a Estados Unidos y oprimir y explotar a otros países y seguir sus intereses globales. El gobierno que sería una amenaza a la humanidad y al planeta entero y puede igualar a la Alemania nazi, no obstante con un acceso a armas mucho más poderosas de destrucción masiva.

Nos asquea muchísimo la forma en que una persona que va a gobernar al país más poderoso del mundo ha humillado y denigrado a las mujeres.

Las mujeres iraníes han tenido la experiencia de un régimen teocrático que llegó al poder sobre la base de la religión y los valores atrasados y antimujer. Muchas no creían que fuera posible imponer una idea tan atrasada contra las mujeres. Pero el velo obligatorio para las mujeres inmediatamente después de que tomaron el poder fue el primer ataque al derecho de las mujeres, lo que generó días de protestas de decenas de miles de mujeres en Teherán. El régimen que se apoyó en sus bases conservadoras, por un lado, y por otro lado, las muchas personas, entre ellas las fuerzas progresistas y revolucionarias, que descartaron la seriedad de estos ataques por triviales y secundarios, socavaron el apoyo que el movimiento de mujeres necesitaba y merecía. El régimen religioso antimujer de Irán continuó aumentando la presión sobre las mujeres y las privaba en mayor medida de otras actividades sociales. El ataque a las mujeres en poco tiempo se extendió al ataque a las minorías nacionales, y luego continuaron la restricción de los derechos de los individuos y los ataques a las minorías religiosas, los comunistas y otros grupos de oposición, al extremo de encarcelar, torturar y ejecutar a decenas de miles de miembros y partidarios de organizaciones revolucionarias y otros grupos de oposición, y el reino del terror que aún continúa.

Desde ese entonces, las mujeres han venido oponiendo resistencia y luchando con el ascenso y la caída de este régimen antimujer. Las mujeres iraníes tenemos muy presente que nuestra liberación depende de nuestra lucha por un derrocamiento revolucionario de este régimen fundamentalista islámico.

Comprendemos plena y profundamente lo que significa la denigración de las mujeres. Podemos sentir el dolor de la discriminación impuesta a las mujeres o a los demás sectores de la sociedad.

Quisiéramos expresar nuestro pleno aprecio por sus esfuerzos de organizar y unir a todos aquellos que no pueden quedarse al margen y ven que se perfila un Estados Unidos fascista.

Apoyamos su lucha de todo corazón y luchamos por unir y organizar a las personas de todos los ámbitos sociales, a fin de detener que un régimen encabezado por Trump y Pence tome el control y ejecute un programa verdaderamente horrendo.

No importa dónde nos encontremos, palpamos muchísimo la amenaza que Trump y Pence y su camarilla van imponiendo no sólo a Estados Unidos sino en el mundo en su conjunto y no podemos permanecer indiferentes sino que estamos decididas a ser parte de la lucha.

Nuestro deber es el de luchar contra la opresión de las mujeres, contra el racismo y contra la incitación al odio y al miedo contra los refugiados y las personas de distintas razas y religiones.

Nuestro deber es el de hacer todo lo que podamos para detener el loco impulso de una carrera armamentista nuclear y la amenaza que representa para la humanidad y el planeta en su conjunto.

En la situación actual, todas estamos vinculadas a rechazar y resistirnos a un Estados Unidos fascista.

Su lucha contra un Estados Unidos fascista encabezado por Trump y Pence es nuestra lucha y la lucha de todos los revolucionarios y amantes de la libertad del mundo y de aquellos que luchan por un mundo sin opresión y explotación.

El 20 de enero estaremos con ustedes y con los millones de personas en Estados Unidos y en todo el mundo y estaremos decididas a negarse a aceptar el fascismo.

26/12/2016


www.8mars.com

zan_dem_iran@hotmail.com


https://facebook.com/8Mars.org

1 comentario:

Blogger dijo...

Ever wanted to get free Twitter Followers?
Did you know you can get them AUTOMATICALLY & ABSOLUTELY FREE by getting an account on Like 4 Like?